Si el Yoga nos enseña que somos lo que pensamos, es decir, quede la naturaleza de nuestros pensamientos depende la calidad de nuestra vida, también es cierto que somos lo que comemos.

En este Retiro nos adentraremos en cuestiones como que la función primordial de la comida es proporcionar al organismo la energía necesaria para mantenerse sano, o en que no existe una dieta ideal para todos puesto que cada persona es un ser singular… En definitiva, más allá de lo que debemos comer hay que plantearse cómo deberíamos alimentarnos.

Este Retiro está dirigido a cualquier persona interesada en plantearse la alimentación una vía de autoconocimiento