Conformarse con lo que hay, es empezar a morir. La palabra conformismo denota la tendencia a aceptar, de un modo ciego, las costumbres adoptadas por los demás y a parecerse a ellos. El conformismo revela una escasa fe en la condición humana y su capacidad para cambiar las cosas.

En este retiro encontraras las claves para comprender que nuestro objetivo es ser felices y que para ello se requiere de un trabajo personal constante. Este trabajo queda muy lejos de lo que entendemos como comodidad.